La compresión de «Los sentimientos»: vivirlos, recordarlos, leer sobre ellos

La escritura sobre emociones y sentimientos siempre es arriesgada porque soporta las limitaciones la subjetividad del que escribe. Sin embargo, cuando el autor es psiquiatra con una larga y dilatada carrera profesional todo cambia. Lo subjetivo se diluye y da paso a lo objetivo, se apoya en un análisis racional y metodológico de los hechos que han marcado años de asistencia con horas y horas compartidas con pacientes.

La atención directa en determinadas profesiones, la Psiquiatría es una de ellas, se torna en una gran fuente de conocimiento de la persona, de su mundo, de sus estados de ánimo, de los temperamentos y reacciones ante determinados momentos vitales, y como no, de sus sentimientos.

Francisco Ortega Beviá, el autor del libro que se presenta sobre «Los sentimientos», ha reflexionado durante años sobre ellos. Cómo éstos influyen en decisiones que, una a una, conforman un destino personal.

Este libro se ha escrito desde la objetivad que su rol de terapeuta y científico le permite. El libro incluye tanto aspectos teóricos como realidades empíricas y consejos prácticos.

Los lectores con el ánimo de abrirse a nuevas realidades sobre la materia tratada casi siempre se abandonan a los argumentos, historias rescatadas, ejemplos de casos, retos intelectuales, fruto de las reflexiones maceradas durante años en el silencio del autor.

Con la lectura del libro se inician los diálogos internos que resultan terapéuticos y se van posando en la interioridad del lector, hombre o mujer,  a medida que puede identificar lo vivido con lo leído. 

No hay que forzar las lecturas, siempre encuentran su momento. Cuando la identificación del lector con el texto no llega puede que deje el libro, es recomendable, y solo resta esperar de nuevo su llamada para empezar a leerlo con la mejor sintonía.

Buena lectura.

Dolors Colom Masfret. Barcelona, 15 de marzo de 2020

Diada de Sant Jordi 2019: Hojas que sostienen palabras, palabras que explican historias

15/03/2020

El inimaginable, o quizás no tanto, Sant Jordi de 2020 y la rosa despertó entre lágrimas

15/03/2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *