Papeles de Paris

24,96 IVA incluido

Visitando el Museo Nacional de Escultura me detuve ante la efigie yacente del primer marqués de Villafranca del Bierzo. Murió joven en Alcalá de Henares, de una caída… no se sabe si de un caballo o desde una baranda. Los Reyes Católicos lo ennoblecieron por sus hazañas en la guerra de Portugal. Ha perdido las manos y los pies. Una fisura le atraviesa la nariz. Los labios rosa ansían decir. Está aporreado por el tiempo y los elementos. Sin embargo, su última emoción, percibida por el anónimo artífice leonés, flota aún entre los gastados pigmentos de la paciente madera y los ojos que lo contemplan, buscando conmocionar. Todo rostro es ya una estela, el recordatorio de alguien que pasó, dejándonos su impronta vaga. Todo cuerpo, un cipo derribado que desfigurarán los días. Tal el rostro y el cuerpo de las palabras que configuran esta varia colección de textos disímiles. Acaso seas tú a quien busca la emoción que las anima.

Año de publicación

2017

Páginas

232

Autor

Febres-Cordero, León

Editorial

Agathos Ediciones

Opiniones

Lo siento ! ¡Aún no recibió opiniones!

Sé el primero en comentar “Papeles de Paris”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión Editorial

Sus vivencias y recuerdos al lado del artista son de un importante valor histórico pues si bien se trata de un pintor de culto y su obra ha sido motivo de estudios, su vida personal, sus emociones y sentimientos, esos  momentos en los cuales se forjaron sus más admirados óleos y dibujos, han permanecido en silencio dentro de la esfera de lo privado. Mar Corominas vivió junto a él, cada minuto de sus últimos quince años de vida.

Nunca hasta hoy se habían puesto negro sobre blanco, tantas realidades y vivencias con relación al universo interno de Joan Ponç. 

Con gran esfuerzo y generosidad, Mar Corominas, removiendo en sus recuerdos, buceando en aquellos años junto a Joan, ha escrito un libro rebosante de vida, plagado de anécdotas. Un libro en cuyas páginas late el alma del artista y por ello, las grandes alegrías y las grandes tristezas se arremolinan azarosamente.

Éste es un libro que solo podía escribir Mar Corominas pues solo ella estuvo allí y solo ella vivió aquello. Algunos libros, éste es uno de ellos, solamente puede escribirlos una persona.

Con esta entrega, la autora abre nuevas líneas de investigación tanto para los estudiosos como para los admiradores de Joan Ponç.